Cuando creemos que Dios no nos escucha

Cuando creemos que Dios no nos escucha
Por Carolina Neira Campos

Cuántas veces hemos estado en esta situación, creyendo que nuestras oraciones rebotan en el cielo raso y no llegan al cielo de verdad. Creyendo que somos indignos para pedirle algo al Padre o que nuestra situación es un detalle sin importancia para Él.

Recorriendo este pasaje quisiera compartir 7 verdades que debemos creer cada vez que oramos. Se relata el ayuno de Daniel por 21 días y la visión que tiene de un varón vestido de lino.

Leamos Daniel capítulo 10, desde el verso 10:

En ese momento,  una mano me tocó y, aún temblando, me levantó y me puso sobre las manos y las rodillas. Entonces el hombre me dijo: «Daniel, eres muy amado por Dios, así que presta mucha atención a lo que tengo que decirte. Ponte de pie, porque me enviaron a ti». Cuando me dijo esto, me levanté, todavía temblando.

Entonces dijo:  «No tengas miedo, Daniel. Desde el primer día que comenzaste a orar para recibir entendimiento y a humillarte delante de tu Dios,  tu petición fue escuchada en el cielo. He venido en respuesta a tu oración, pero durante veintiún días el espíritu príncipe del reino de Persia me impidió el paso. 

 

VERDAD N°1: Dios está muy cerca tuyo: “una mano me tocó” (v.10)

Tendemos a creer que Dios está muy ocupado en otras cosas y que está lejos de nosotros. La verdad es que está más cerca de lo que te imaginas y nunca te dejará. 

Josué 1.9 dice: “Estaré contigo dondequiera que vayas”

Mateo 28.20: “y ¡recuerden! Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo”

VERDAD N°2: Dios te saca del lugar donde estás: “me levantó” (v.10)

Dios nos ama tal cual somos, pero nos ama tanto que no quiere dejarnos tal cual estamos. Alguien lo dijo por ahí. La verdad es que Dios viene a traer dignidad y orden a nuestras vidas para que veamos el propósito que tiene para nosotros.

“Yo sé que tú puedes hacer todas las cosas; ningún propósito tuyo puede ser estorbado “(Job 42:2).

VERDAD N°3: Dios confirma cuánto te ama: “eres muy amado por Dios” (v.11)

No es fácil pedir cuando nos sentimos indignos de ser escuchados. La verdad es que somos amados incondicionalmente y eternamente. La Biblia dice:  Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. (Romanos 5:8)

¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! (1 Juan 3:1)

VERDAD N°4: Dios te enfoca en su palabra: “presta mucha atención a lo que tengo que decirte” (v.11)

La vida nos hace mirar para cualquier lado menos hacia dónde debiéramos. La verdad es que necesitamos volver nuestra mirada a lo trascendente y eterno, y quitarla de lo banal y pasajero. Debemos escuchar lo que Dios dice de nuestra situación. 

Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino. Salmo 119:105

El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Mateo 4:4

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Mateo 24:35

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Mateo 7:24

Qué alegría para los que no siguen el consejo de malos, ni andan con pecadores,    ni se juntan con burlones, sino que se deleitan en la ley del Señor meditando en ella día y noche. Son como árboles plantados a la orilla de un río, que siempre dan fruto en su tiempo. Sus hojas nunca se marchitan, y prosperan en todo lo que hacen. (Salmo 1.1-3)

VERDAD N°5: Dios te anima en medio de tus dificultades: No tengas miedo” (v.12)

Dios nos entiende y como Padre está interesado en alejar el miedo de nosotros. Las dificultades van a venir, como lo dijo Jesús, pero debemos confiar en quién ha vencido. La verdad es que Jesús ya venció y nos fortalece cuando más lo necesitamos.

Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.

(Isaías 41:10)

Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo. (Juan 16.33)

VERDAD N°6: Dios confirma que te escucha y está pendiente de tu situación: “Tu petición fue escuchada en el cielo. He venido en respuesta a tu oración” (v.12)

Seguramente, hemos pasado inadvertidos por muchas personas. La verdad es que nunca pasaremos inadvertidos por nuestro Padre.

Amo al Señor porque escucha mi voz y mi oración que pide misericordia. Debido a que él se inclina para escuchar,  ¡oraré mientras tenga aliento! (Salmos 116.1-2)

Este pobre clamó, y el Señor le oyó y lo libró de todas sus angustias. Salmo 34:6

VERDAD N°7: Dios está peleando tus batallas: “el espíritu príncipe del reino de Persia me impidió el paso (v.13)

Cuando sientas que peleas y das manotazos sin resultado, enfócate en esta verdad: Dios está siempre peleando tus batallas. No estamos solos en esto.

Él cuenta con la fuerza de los hombres, pero con nosotros está el Señor nuestro Dios para ayudarnos y pelear nuestras batallas (2 Crónicas 32.8)

No se desanimen ni se asusten, ni tiemblen frente a ellos. ¡Pues el Señor su Dios va con ustedes! ¡Él peleará por ustedes contra sus enemigos y les dará la victoria!”. (Deuteronomio 20.3-4)

La próxima vez que te inclines a orar, recuerda cada una de estas verdades y espera con paciencia la respuesta que sin duda vendrá.

También te puede interesar leer  El Buen Pastor

dios nos escucha, carolina neira campos, podcast, para nosotras, spotify

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.