Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios.

Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos. Hebreos 4.16

Caos

Caos

Hoy estamos viviendo en un caos, pero esto no estaba en la mente de Dios. Podemos volver al diseño original de nuestras vidas si dejamos que Dios venga y transforme el caos en orden y la oscuridad en luz.